¿QUIÉN SOY?

He crecido entre hilos y agujas, telas y patrones, jugando con retales y botones, con el sonido rítmico de la máquina de coser de fondo, entre ovillos de lana, buscando tesoros en el costurero de mi madre...

Los primeros vestidos que hice fueron para mis muñecas, pero más tarde empecé a hacerme mi propia ropa. Aún recuerdo la primera vez que me puse al frente de la máquina de coser, bajo la atenta mirada de mi madre, pues no debía tener más de 6 años.

También derivado del ambiente de mi “nido”, a pesar de ser zurda integral, hay una única cosa que sólo se hacer con la mano derecha: el punto con agujas... vamos, la calceta. Y eso es por culpa/gracias a mi abuela materna, que tuvo la paciencia de sentarse a mi lado y enseñarme este arte tal y como ella lo hacía. También era muy muy pequeña cuando me hice mi primer jersey, aunque siempre con la ayuda de mi madre y mi abuela.

Así, la costura, el ganchillo, la calceta, y las manualidades en general, siempre han estado presentes en mi vida... aunque no siempre con la misma intensidad.

Pero desde que vivo en Sobrarbe, un precioso lugar en el Pirineo Aragonés, he aprendido a darle aún más valor si cabe a lo artesano, a lo sencillo, a los pequeños detalles, a lo de siempre... así que he recuperado esas tradiciones artesanales que aprendí de mi madre y mi abuela, y me he puesto a tejer, a coser, a crear... manos a la obra!
    
De momento os dejo una panorámica de Sobrarbe tomada desde el Castillo de Samitier. Aunque hacía un buen día, algunas nubes impedían ver totalmente la Peña Montañesa, pero sí podía verse la cordillera pirenaica al fondo, con el Monte Perdido coronado por una de esas nubes. El Embalse de Mediano como espejo del cielo... impresionante!















La vida de Celia (yo) es muy sencilla, pero ahí está Cocó Sobrarbe (mi alter ego) para divertirse, crear, expresarse... Lo de Sobrarbe es fácil deducir de dónde viene... pero, y por qué Cocó? Cocó Chanel murió un día después de nacer yo... lo que nada tiene que ver, pero si por algo destacó fue por romper con la moda de su época y diseñar prendas muy sencillas y cómodas, aunque siempre con un toque de alta distinción. Y eso es algo que comparto: me gustan las cosas cómodas y prácticas, pero que no por ello dejen de ser bonitas.

Mi propósito es hacer cosas a mano con mucho cariño y cuidado, crear con mis propias manos y poder compartirlo. Crear cosas bonitas, aunque sólo sean eso, reciclando retales, botones, lanas... pero también cosas útiles y prácticas. Y sobretodo, hacer las cosas bien hechas!

Poco a poco iré presentando en mi blog las cosas que vaya haciendo. Además de los pequeños complementos, muñecos... también haré prendas de vestir, sin marcas, sin modas, sólo prácticas y cómodas... aunque siempre con el glamour del Pirineo! Y a nivel local ofreceré la posibilidad de reutilizar esa ropa que vive olvidada en nuestros armarios, darle una nueva vida, ya sea reparándola o “tuneándola”. Una forma de vestir más sostenible y responsable, uniendo glamour y ética! (esto último, léase desde el humor).

Espero que os gusten mis cosas!


Y agradeceré siempre vuestros comentarios, tanto los buenos como los menos buenos.


Cocó Sobrarbe